Archivo de la categoría: Uncategorized

Ácido hialurónico para mejorar los labios

El ácido hialurónico puede ayudar con una de las preocupaciones estéticas más importantes para los pacientes: los labios. Ya sea porque el paso de los años ha transformado su apariencia o porque simplemente no están a gusto con ellos, cada vez más los pacientes reclaman una mejora en sus labios. Junto con el pecho, se han convertido en la zona que más pacientes quieren tratar para mejorar su imagen

La ventaja del ácido hialurónico en el tratamiento de los labios es que no deforma su forma original, simplemente moldea su contorno y le da volumen a los mismos. A diferencia de otros tratamientos para labios, el ácido hialurónico proporciona una imagen muy natural.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

El tratamiento es muy sencillo. Consiste en una serie de microinyecciones que se realizan en la zona a tratar. No tiene prácticamente efectos secundarios y no es doloroso ya que se suele realizar con anestesia local. En algunas ocasiones, el propio componente inyectado contiene anestésico para no tener que hacer más pinchazos de los estrictamente necesarios.
A veces se produce una pequeña hinchazón al finalizar el tratamiento pero no suele ser nada importante. El especialista que te ha hecho el tratamiento te dará las pautas aceduadas para que desaparezca lo antes posible.
Después del tratamiento el paciente puede volver de manera normal a sus actividades cotidianas.

¿Cuánto dura el efecto del ácido hialurónico?

La duración de los efectos no es permanente y suele oscilar entre 9 y 15 meses dependiendo de diversos factores (personales, tipo de material utilizado,etc). Te recomendamos que te asegures de este punto antes de empezar el tratamiento.

Como para cualquier otro tratamiento con ácido hialurónico, o recomendamos acudir a un centro especializado de confianza y que entre sus profesionales cuente con especialistas acreditados por el Colegio oficial de médicos estéticos.

Te dejamos un vídeo para que puedas ver cómo se realiza el tratamiento.

Ácido hialurónico para el pelo

Otro de los usos populares del ácido hialurónico es aquel que contribuye a mejorar el pelo. El pelo es uno de los motivos principales por los que los pacientes acuden a las clínicas estéticas. Tanto como para mantener y dar calidad al pelo, como para repoblar zonas sin pelo, los pacientes acuden a diario a este tipo de clínicas que están cobrando cada vez más notoriedad.

El ácido hialurónico es muy hidratante

Este componente puede ayudar mucho a nuestro pelo

¿Cómo puede ayudarnos el ácido hialurónico con nuestro pelo?

El ácido hialurónico puede contribuir de diversas formas a la mejora del pelo que ya tenemos ya que puede hacer que luzca más elástico y brillante debido a sus magníficas propiedades hidratantes. No olvidemos que el ácido hialurónico tiene la propiedad de abserber grandes cantidades de agua. Funciona como una esponja y es capaz de devolver al pelo la tersura e hidratación que ha perdido.

Existen multitud de mascarillas que contienen ácido hialurónico y que se aplican al pelo aportándole los beneficios de este componente. Muchas clínicas realizan este tipo de mascarillas. Si tu mismo te vas a aplicar la mascarilla, te recomendamos que sigas las pautas marcadas por el fabricante. Normalmente hay que dejar la mascarilla actuar unos minutos después de su aplicación y aclarar el pelo muy bien después de su uso.

Otro de los beneficios que puede proporcionarnos en nuestro pelo el ácido hialurónico es el derivado de suplementarlo en forma de cápsulas. El aporte extra de este componente a nuestro organismo hace que nuestro pelo luzca más brillante e hidratado así que puede ser una buena solución si nuestro pelo tiene un aspecto seco y resquebradizo.

También están surgiendo últimamente soluciones capilares en forma de champú que pueden ayudar a tu pelo. Te recomendamos que te informes bien acerca de marcas y precios antes de realizar tu compra. Muchas veces, el efecto de este tipo de tratamientos no es lo que se espera de él. Como en otros campos, a muchas personas les funciona muy bien y otras no notan una mejoría clara.

Alimentación que ayuda al ácido hialurónico

La piel es reflejo de nuestra salud y nuestra salud tiene mucho que ver con el modo en el que nos alimentamos. Aquí se hace bueno el refrán “Somos lo que comemos”. Es por ello, que debemos prestar mucha atención a todo lo que ingerimos ya que a la larga va a marcar nuestro aspecto exterior. Entonces, ¿hay alimentos que pueden ayudarnos a tener la piel más saludable? La respuesta es sí.

El tomate posee licopeno

Comer tomate ayuda a lucir una piel más sana

Los tratamientos con ácido hialurónico deberían realizarse dentro de un conjunto de hábitos saludables para incrementar los beneficios. Además de los consejos fundamentales de evitar una exposición excesiva al sol y olvidarse del vicio del tabaco, existen una serie de elementos a la hora de comer que nos ayudan a que nuestra piel luzca sana y revitalizada.

Alimentos que contribuyen a una piel más sana

- El tomate: Posee licopeno que actúa contra el daño oxidativo en nuestra piel. Se absorbe muy bien (especialmente junto con comidas que contengan alguna grasa, como puede ser el aceite de oliva) y es por ello que se trata de unos de los alimentos más a tener en cuenta.

- La vitamina C: Presente en multitud de alimentos. Si tu ingesta diaria no llegan a las deseable , deberías pensar en suplementar ests vitamina tan importante para la piel.

- El brocoli: Uno de los alimentos estrella para proteger contra los rayos ultravioleta.

El salmón: Ayuda a frenar los radicales libres que contribuyen al envejecimiento prematuro de la piel.

- Chocolate amargo: Está demostrado que previene el envejecimiento de la piel y nos ayuda a combatir la fatiga del día a día. En su justa medida, es uno de los caprichos sanos que todos deberíamos permitirnos de vez en cuando.

Estos 5 componentes no deberían faltar en nuestra dieta como un buen complemento a cualquier tratamiento con ácido hialurónico.

Fuentes de ácido hialurónico y métodos de extracción

Muchos de vosotros seguramente os preguntaréis de donde se obtiene el ácido hialurónico que luego utilizan clínicas estéticas para realizar los tratamientos o las grandes empresas cosméticas para incluir dentro de sus cremas regeneradoras. Os vamos a hablar en este artículo de diversas fuentes de acido hialuronico que os pueden resultar de interés

¿De qué fuentes procede el acido hialuronico?

Es curioso observar como el ácido hialurónico se puede extraer de fuentes tan diversas, casi todas ellas pertenecientes al reino animal. Os pasamos a detallar las más importantes:

– La cresta de los gallos posee una gran concentración de ácido hialurónico como respuesta a la testosterona. Es por ello, que a pesar de que las gallinas también poseen este componente en sus crestas, su concentración es mucho menor.

– La aleta de tiburón

– Las articulaciones de las vacas

– Vísceras de distintos peces

– Cordón umbilical

El mar es fuente de numerosos elementos

La aleta de tiburón representa una de las fuentes más importantes de ácido hialurónico

Como podeis observar, el acido hialurónico no procede unicamente de una fuente pero lo que si es denominador común es que en la mayoría de casos el reino animal es aquel que nos provee de este apreciado componente de la piel

Extracción de acido hialuronico

Debido al reciente auge del ácido hialurónico en diversos tratamientos (sobre todo a nivel estético) se están registrando diversas patentes de extracción por parte de diversas compañías. Podemos señalar, por ejemplo, formas de extracción en las que no se usa proteína animal (esto reduce el coste de realizar tests para la piel ya que genera menos alergias y es mejor tolerada) o formas de extracción que posibilitan que el ácido hialurónico dure más tiempo y sea más resistente a la absorción del cuerpo (se denomina DXL y se refiere a la creación de moléculas de doble enlace cruzado).

Los diversos medios tanto de extracción como de procesamiento del ácido hialurónico deben pasar unos estrictos controles de seguridad ya que este elemento es usado directamente en personas usando diversos tratamientos de belleza y necesita ser de la mejor calidad posible.

 

 

 

Ácido hialurónico para las arrugas de la cara

El ácido hialurónico para tratar arrugas faciales se está perfilando como uno de los tratamientos estéticos más demandados en la actualidad para devolverle a la piel la consistencia y elasticidad que ha perdido con el paso de los años.

Tal y como os relatabamos en la página principal, el acido hialuronico es un componente importante de la piel que da firmeza y elasticidad a la misma. Con el paso de los años, el acido hialuronico disminuye y las arrugas comienzan a aparecer. Es por ello que un aporte extra de acido hialuronico devuelve un aspecto más terso y juvenil a la expresión facial que hace mejorar el aspecto de las personas que reciben este tratamiento estético.

Tratamiento facial

Combatir arrugas faciales con ácido hialurónico

¿Cómo actúa el acido hialuronico en las arrugas faciales?

El ácido hialurónico que es inyectado directamente en las capas más profundas de la piel permite restablecer el déficit que el tejido de la piel ha perdido con el paso de los años.

Las fórmulas de ácido hialurónico en cremas suelen incorporar agentes para favorecer la absorción del mismo como la saponina. Con este tipo de tratamientos se necesita paciencia para comenzar a ver resultados ya que la reducción de las arrugas se produce de manera gradual al irse rellenando desde el interior con el uso continuado de una crema de calidad.

El resultado obtenido con este tipo de tratamientos es una piel más suave y la eliminación total ó parcial de las arrugas tratadas (incluso aquellas más profundas).

Combinación con otros tratamientos

En muchos centros de estéticos se da la posibilidad de combinar el tratamiento de acido hialuronico con otros como mesoterapia facial, botox, o hilos mágicos para recuperar la juventud de la piel. Estos tratamientos sirven como coadyudantes al ácido hialurónico para realizar su función.

La principal ventaja del ácido hialurónico es que se trata de un componente que ya existe en la piel por lo que no supone añadir ningún agente externo que la piel quizás no pueda ser capaz de asimilar. Es por ello que se trata de uno de los tratamientos que mejor resultados da para tratar numerosas condiciones cutáneas.